20 marzo 2015

Cabo 1º Boix

Caído en Montaña

Cabo 1º Ignacio Boix Figueras


Mientras participaba en el rescate de unas montañeras en la cara Sur del Monte Tobazo.

El día 9 de diciembre de 1972, alrededor de las seis de la tarde, se recibe en la Compañía de Esquiadores en Candancú, un aviso de socorro de un grupo de personas desde la zona de la “cantalera de los salientes de Rioseta”.



Este lugar se encuentra en la senda que une el Monte Tobazo con Rioseta por el llamado “paso del arbolito”. Inmediatamente se organizan dos patrullas con el plan de acceder al lugar de las accidentadas.

Una patrulla accede desde la cima del Tobazo y la otra desde el refugio de Rioseta. La patrulla mandada por el Cabo1º Boix, consigue enlazar con dos chicas que se encuentran en la parte superior, mientras el otro grupo enlaza con la accidentada más abajo.

Al carecer una de las chicas de crampones, el propio Cabo1º le presta los suyos, ya que ella no hace más que resbalar, con el fn de facilitar el descenso y unir los dos grupos.

Durante el descenso, encordados, Ignacio Boix resbala haciendo caer también al resto del grupo. Todos consiguen detenerse excepto él, que al parecer se golpea en alguna piedra y, sin detenerse, sobrepasa al segundo grupo antes de precipitarse al vacío. Se organizan entonces desde la Compañía varias patrullas para ir en su busca y no es hasta pasadas las cuatro de la madrugada cuando se encuentra, primero su mochila, mas tarde el piolet y por último su cadáver congelado y con el cuello roto.

El edificio de Candanchú sede durante muchos años de la Compañía de Esquiadores-Escaladores de la EMMOE lleva el nombre del Cabo 1º Boix en memoria suya y de esta actuación.




Suboficial Mayor P. Arceredillo V.






1 comentario:

  1. Siempre te recordaré, compañero.

    Ribalta, cabo en Candanchú en diciembre de 1973

    ResponderEliminar

No olvides dejar una forma de contacto, preferiblemente una cuenta de correo electrónico.