01 octubre 2012

Equipo Básico de Supervivencia


aitor-gan-capitan

El equipo del combatiente es uno de los apartados más complicados de la Logística de los Ejércitos. Sometido a evolución constante, para adaptarlo a las nuevas necesidades del combate, depende de factores tan dispares como la economía o la climatología.

La diversidad de cometidos a desarrollar dentro de las Fuerzas Armadas, hace que las diferencias en el equipo de combate sean notables. Así, poco tiene que ver el equipo de combate de un marino con el de un aviador o el de un infante. A esto hay que sumarle los aspectos particulares del desarrollo de las distintas misiones, que hacen que las necesidades de equipamiento sean diferentes; no necesita el mismo equipo el soldado de primera línea que aquel que actúa en la retaguardia enemiga.

Son, por último, factores determinantes, el terreno y la climatología.

Visto todo lo anterior, resulta imposible generalizar un equipo de supervi­vencia incluido como parte del equipo de combate, que se adapte a todas las circunstancias expuestas, la subsistencia depende, no tanto del equipo que se lleve, como de la capacidad que se posea para aprovechar los recursos del terreno y de la imaginación y habilidad personales.

Sin embargo, hay una serie de necesidades básicas, que conforman un embrión de equipo, resaltando la importancia de determinados elementos.

Frente a la protección contra las inclemencias del tiempo, la obtención de agua, la alimentación y la realización de señales, destaca como elemento pri­mordial EL FUEGO.

El hecho tan minimizado, en la vida cotidiana, de encender fuego, cobra una dimensión totalmente diferente en circunstancias desfavorables: tiempo húmedo o lluvioso, inexistencia de cerillas o mecheros, viento fuerte, etc.

Los medios para la obtención del fuego por distintos métodos deben figu­rar, por tanto, como uno de los elementos básicos del equipo.

Frente a la necesidad de situarse en el terreno que siente el superviviente, están los conocimientos técnicos para orientarse; pero si éstos no se poseen, o los indicios son insuficientes, la brújula pasa a ser un elemento sustancial­mente importante.

Frente a la obtención de agua, y actuando en conjunción con los conoci­mientos técnicos, están las pastillas potabilizado ras, que por su escaso peso y volumen son fácilmente transportables.

Frente a la necesidad de alimentarse, está como primer elemento la ración individual de emergencia, que debe ser intocable en circunstancias normales.

El conocimiento de los recursos y la habilidad para obtenerlos, hará que sean excepcionalmente útiles elementos mínimos tales como la cuerda o el alambre.

Por último, y frente a la necesidad de atender a los heridos y enfermos, está la previsión de un botiquín individual o paquete de cura.

Este equipo básico se rubrica con una pieza esencial: EL CUCHILLO. Por su versatilidad de empleo juega un papel fundamental frente a las cinco necesidades básicas; nos facilita la construcción de refugios, sirve como  herramienta  para excavar; indispensable para la caza y pesca e incluso útil como rudimentario bisturí.

Equipo Básico:
  • Cerillas estanqueizadas.
  • Pastilla de alcohol sólido.
  • Brújula con espejo de señales incorporado.
  • Pastillas potabilizadoras.
  • Ración individual de emergencia, con sal.
  • Cuerda y alambre.
  • Botiquín individual:
  • Antibióticos.
  • Analgésicos.
  • Estimulantes.
  • Dos cintas planas de goma.
  • Puntos de sutura.
  • Antidiarreicos.
  • Manta térmica.
  • Una venda enrollada con dos compresas.
  • Esparadrapo.
  • Antihistamínicos.
  • Cuchillo.

318543_168696523217568_100002316635494_332102_1254243160_n

Lo ideal es reunir a todos estos elementos del equipo básico en un reci­piente ligero, hermético y resistente, que pueda llevarse en el correaje de forma permanente.

El equipo básico puede ser complementado con estos elementos:
  • Mochila.
  • Saco, funda aislante o plancha.
  • Prenda de abrigo, según época del año, jersey.
  • Poncho, traje de tormenta.
  • Muda completa (conveniente dos o más pares de calcetines).
  • Gorro de lana y bufanda o pasamontañas, pañuelo de cuello.
  • Guantes.
  • Calzado de repuesto (tipo chiruca).

296933_165191386901415_100002316635494_322642_474946145_n
320110_166026530151234_100002316635494_324907_974473781_n


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No olvides dejar una forma de contacto, preferiblemente una cuenta de correo electrónico.